DESPUÉS DE NAVIDAD....



Frutas y verduras
Después de unas Navidades casi siempre cargadas de excesos gastronómicos, de comidas familiares, cenas de empresa, etc, sentimos que el estómago ya nos ha dicho que no podemos comer ni un gramo más de mazapanes, jamón, turrones y carnes. Que ya no quiere más comidas abundantes y altas en grasas. O al menos durante unos días
Nuestro cuerpo necesita limpiarse después de las fiestas para poder asimilar mejor los alimentos y hacerle hueco a las que nos quedan todavía (Nochevieja y Reyes). Para ello, basta con hacer un poco de esto durante las semanas o días consecutivos.
Evitar los alimentos altos en grasa y azúcar los días consecutivos y moderar las cantidades, intentar no picotear ni comer las sobras, hacer un esfuerzo por cambiar el roscón de Reyes por un puré, un filete de pollo a la plancha y una pieza de fruta
Tomar bastante líquido para que ayude en el proceso de desintoxicación y eliminar las sustancias innecesarias.
Eliminar el consumo de azúcar y sal ya que favorece la retención de líquidos.
Consumir poco hidrato, como el pan alimentos empanados. Un buen truco es intercambiar ese tipo de harinas por la fibra como el salvado, galletas y pan integrales, etc… que aceleran y limpian el proceso digestivo.
Comer más frutas y verduras frescas, que ofrecen vitaminas y minerales y que hacen el proceso de digestión más sencillo. Si os cuesta comerlos por separado o cocinarlos, el truco perfecto es hacerse purés, cremas o batidos. Por ejemplo, de zanahoria, apio, tomate, espinaca y remolacha, que combinados están riquísimos. Lo mismo con la fruta, podemos hacer zumos de manzana, limón y naranja, todos ellos antioxidantes y muy fresquitos.

Consumir yogurt light o bajo en calorías, son excelentes para el intestino y la regeneración de la flora intestinal.
Cocinar al vapor: si juntamos verduras, pollo, carne, etc. y las cocemos al vapor, siempre tendrán muchas menos calorías que fritas o al horno. Podemos hacerlo en grandes cantidades e ir metiéndolo en envases o tuppers para ir racionándolo poco a poco durante la semana.
La alcachofa: la reina de las dietas y un gran diurético que combate la retención de líquidos, facilita la digestión de grasas  y favorece a la desintoxicación postnavideña. Se acompaña muy bien de pollo u otras verduras y hortalizas.
Y por último, evitar tomar estimulantes como café, té o alcohol.
¿Qué os parece? ¿Habéis empezado a hacer dieta después de las Navidades? ¿Os apetece comenzar el nuevo año más sanos? Con estos pequeños pasos, podemos ayudar a limpiar nuestro estómago y empezar  a educarle para que los excesos no se traduzcan en malos hábitos y aprender a comer bien.

fuente: http://www.blog.latiendaencasa.es/recetas-para-desengrasar-despues-de-navidad/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...